Pymes y marketing online: un “dos en uno” indisoluble

pyme

Pymes y Marketing Online son dos conceptos que, necesariamente, deben ir de la mano, si nos pretendemos enfrentar (en el buen sentido de la palabra, por supuesto) a las grandes compañías que operan en el mismo mercado, al que deseamos incursionar.

Aspectos fundamentales sobre el Marketing Online para pymes

Dentro del Marketing Online para pymes, tenemos que existe una cantidad y variedad de herramientas, para adelantárnosles a esos “gigantes a los que les solemos temer”.

Hoy en día, es bastante normal y recurrente ver cómo el “el pez pequeño mordisquea al grande”, acudiendo a recursos como la proximidad, la velocidad, la especialización, la capacidad de reacción (que, ojalá, pudiese ser inmediata) y la personalización de los productos y/o servicios. Los grandes no pueden (o no quieren) personalizar, en la actualidad.

Estos factores que acabamos de relacionar (reacción, personalización y demás) pueden y suelen influir, de manera determinante, en el aspecto emocional del cliente actual o potencial, hasta el punto en que, incluso, “miden con el mismo rasero” a las pequeñas/medianas empresas y a las grandes multinacionales.

Adicionalmente a todo lo esgrimido, el Marketing Online para pymes nos brinda la posibilidad de derribar las barreras geográficas, para llegar directamente, allí donde se encuentran nuestros clientes actuales y potenciales. Así se evidencia, entonces, el dúo “Pymes y Marketing Online”.

Sin embargo, uno de los grandes obstáculos con los que nos solemos encontrar, consiste en concretar y precisar la estrategia comunicacional y utilizar el Marketing Digital como la vía expedita para potencializar la percepción y el posicionamiento de la marca.

Una de las costumbres que debemos evitar, para derribar las barreras comunicacionales, es aquella en que las empresas familiares, por ejemplo, interponen el obstáculo de la intimidad.

Los obstáculos entre las pymes y el Marketing

Obstáculo, que se ve, también, en el temor por “poner al descubierto y al escrutinio público, nuestra empresa y nuestros

Lo anterior, es lo más parecido al devastador “miedo al ridículo”, que nos impide comunicarnos, adecuadamente, con el entorno de la empresa.

Son muchos los socios y directivos de pymes, que se inquietan por detalles insignificantes, como es el caso, por ejemplo, de “este no es el tipo de imagen que deseo insertar en la tienda online, sobre X o Y producto”.

Estos no son, en lo absoluto, los detalles por los que nos debemos preocupar, al momento de estructurar y aplicar una estrategia de Marketing Digital.

Lo que sí es realmente importante, es la elaboración e implementación de un Plan en el que se plasmen aspectos, tales como qué es lo que queremos comunicar, cuales son los objetivos, cómo lo vamos a hacer y cómo vamos a medir los resultados parciales y finales.

Cuando no tenemos un Plan de Marketing Digital, antes de entrar a operar oficialmente, no podremos comunicar y, consecuentemente, no vamos a penetrar en el mercado, satisfactoriamente.

Las ya ineludibles redes sociales, el Email Marketing, el Video Marketing y otras herramientas informáticas, son canales de comunicación con nuestros clientes actuales y potenciales, aunque no son, por sí mismos, el Plan de marketing, en sí.

Entre muchos otros aspectos, es necesario que en el Plan de Marketing Digital tengamos muy presente la necesidad de definir y concretar nuestra marca, establecer el “cómo” vamos a comunicar sus atributos, analizar a nuestros clientes actuales y potenciales y, de paso, estudiar las maneras en que éstos se relacionan con nuestros productos y/o servicios.

En conclusión, digamos que es imprescindible incorporar, previamente, un Plan de Marketing Online para nuestra pyme, de cara a que, de esta manera, las herramientas disponibles (Redes, Videos, Email y demás) funcionen coherente y efectivamente, en el dúo “pymes y Marketing Online”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *